Yudy Ramírez llegó desde puerto Berro, Antioquia a Medellín, junto a su hermana y su hija el 13 de marzo de este año para asistir a una cita médica, pero no pudieron regresar a su pueblo tras decretarse cuarentena y el cierre de terminales.

«Nos quedamos aquí porque suspendieron el transporte, nos tocó quedarnos donde un familiar aquí atrapadas. El encierro es desesperante», relató Yudy.

Mire también: Rescatan a 15 niños que estaban en condiciones de abandono, maltrato y desnutrición

Hoy, después de 5 meses, lograron llegar a la terminal de transportes del norte de Medellín para tomar el bus que las regresará al pueblo donde nacieron y donde volverán a abrazar a sus familiares.

Como ellas, cientos de personas con la apertura de terminales iniciaron sus viajes hacia otros municipios o ciudades. El flujo de pasajeros aumentó a un 40 % con respecto a meses anteriores.