Más de siete millones de personas entre los 18 y 39 años de edad están ahorrando para su vejez en los fondos de pensiones. Esto demuestra que, pese a las falencias del sistema pensional colombiano, desde jóvenes se está pensando en la madurez.

Los fondos privados cuentan con más de 15 millones de afiliados y de esos 6.2 millones son personas menores de 30 años, a quienes se les conoce como los millennials.

En el fondo público, representado por Colpensiones, de los más de seis millones de afiliados, 1.246.000 tienen edades entre los 18 y 39 años.

El director de Estudios Económicos de Asofondos, Jorge Llano, aseguró que las cifras demuestran que los jóvenes se están preocupando por tener unos ahorros para cuando lleguen a la vejez.

Existen muchos mitos alrededor de la posibilidad de pensionarse, entre ellos que eso prácticamente imposible, pero puedo decirlo con toda seguridad, si se ahorra de manera juiciosa, la persona logrará tener una pensión digna

indicó el funcionario.

Por su parte, la presidenta de Colpensiones, Adriana Guzmán, sostuvo que durante el 2017 más de mil jóvenes comenzaron a cotizar en el fondo público, cifra que ya se está duplicando en lo que va corrido del 2018.

Publicidad

“Este año estamos creciendo más que todos los años anteriores y esa es una excelente noticia. Ahorrar para la vejez es una de las mejores inversiones porque durante la tercera edad ya no somos tan productivos, por lo que es importante contar con un ahorro que nos permita vivir dignamente”, puntualizó.

Sin embargo, el 63 % de los ocupados no cotiza a pensión, debido al alto nivel de informalidad que todavía existe en el país, situación que merece la atención del Gobierno, según indicó Jorge Llano de Asofondos.

Hay que hacer un esfuerzo como país para mejorar las condiciones de los jóvenes para que ellos puedan acceder a un trabajo formal donde coticen desde lo antes posible

finalizó.