La Policía aumentó la recompensa por información que dé con el paradero de los involucrados en el crimen de Natalia Castillo, funcionaria de la ONU en Colombia.

Castillo fue abordada por delincuentes a la salida de un establecimiento público en la localidad de Teusaquillo, de Bogotá, que le dispararon mientras hablaba por teléfono, provocándole la muerte.

El pasado 25 de diciembre, la Policía había anunciado una recompensa inicial por $20 millones de pesos. Sin embargo, el general Jorge Luis Vargas incrementó la apuesta a $50 millones de pesos.

‘La investigación cuenta con elementos de prueba muy sólidos y avanza por buen camino‘ dijo el general Vargas.