Según la plataforma Te Protejo, semanalmente reciben entre 300 a 500 denuncias por explotación y violencia sexual infantil.

La estrategia más común del delincuente es hacerse pasar por un menor, cuando se gana la confianza del adolescente pide fotos intimas y al lograrlo es cuando amenaza o extorsiona.

Por su parte, la Fiscalía, Procuraduría, ICBF y fundaciones dedicadas a al protección de la niñez, firmaron un pacto para generar acciones que erradiquen la explotación sexual infantil en las redes.