La Asociación Colombia de Salud Pública aseguró que de 60 pruebas de detección de COVID-19 realizadas en la isla de Providencia, el 100 % salieron positivas.

«Queremos solicitar con urgencia el traslado de estos pacientes y de aquellos sospechosos a la isla de San Andrés y Barranquilla para que se puedan hacer los aislamientos oportunos», pidió Dionne Cruz, presidenta de la Asociación.

Para evitar la proliferación del contagio en Providencia, la entidad asegura que debe garantizarse el suministro de agua potable, entrega masiva de tapabocas y distanciamiento físico, especialmente en los albergues.

Por otra parte, denuncian otra situación de crisis sanitaria y tiene que ver con la disposición de cadáveres de animales que fallecieron producto del paso del huracán Iota.

«Tenemos cadáveres de perros, vacas, cangrejos, pescado en alta descomposición, lo cual ya empieza a generar efectos en la población. Estos olores nauseabundos, enfermedades respiratorias y dermatológicas que si no hacemos un manejo adecuado (…) pueden convertirse en un serio problema de salud pública«, dijo Cruz.

Publicidad

A esto se suma que las aguas subterráneas de los pozos sépticos y la marea están aposadas, por ende proliferan moscos, ratones y cucarachas, basuras y residuos descompuestos.

«Los infantes y soldados recogen basuras sin guantes ni elementos de bioseguridad, exponiendo su salud».

Por otra parte, aseguran que algunos habitantes de la isla se están mojando porque sus viviendas están destechadas y hay casos de neumonía.

«Reiteramos la necesidad de enviar materiales de construcción: tejas, alambre, ganchos, durmientes de eucalipto y pino, puntillas, martillos, palas y barracones, láminas de triplex».