Aumentó el número de pasajeros en la terminal de Cali, los cuales quieren desplazarse hacia cualquier sitio. Este lunes autoridades llegaron con campañas de sensibilización.  

A doña Blanca la sorprendieron con un tapabocas y recomendaciones para que pueda viajar a Pasto de manera segura. 

La misma escena se repitió entre otros usuarios que necesitan viajar en uno de los 1.650 buses disponibles, pero primero deben demostrar que lo hacen por trabajo, salud o estudio.  

«Hay que mantener la distancia, hay que usar el tapabocas, quien no lo tenga nosotros lo donamos sobre todo esta semana que es la más difícil», afirmó Danis Rentería, secretario de paz de Cali. 

Los destinos con mayor frecuencia son Bogotá, Ipiales y Pasto.  

«Estamos viendo un crecimiento importante, pasamos de cinco mil a seis mil, casi siete mil todos los días», aseguró Ivanov Russi, gerente de la terminal de Cali.  

Los buses se movilizan con el 50 % de su capacidad y las rutas extranjeras permanecen suspendidas.

Publicidad