El programa Anticontrabando, de la Federación Nacional de Departamentos, encendió una alerta sobre el posible aumento de la ilegalidad a causa de la “sobrecarga impositiva a cigarrillos”.

A través de un comunicado, afirman que por el aumento de impuestos, que si bien busca una reducción de la incidencia de consumo, también aportaría al aumento del contrabando y el comercio ilícito.

Le puede interesar: Procuraduría pide reducción en semanas de cotización para que las mujeres se pensionen

Por su parte, el Director Ejecutivo de la FND, Didier Tavera Amado, afirmó que las leyes existentes contra el contrabando en el país no están surtiendo efecto contra este flagelo.

“(…) el contrabando es el costo de esta implementación. Por ello, a pesar de la existencia de la Ley Anticontrabando (Ley 1762 de 2015), esta no tiene un efecto determinante en la oferta de cigarrillos ilegales en el país, ni en el consumo o acceso a ellos. Por lo menos, en los últimos cuatro años, Colombia dejó de recaudar más de 2.4 billones de pesos por el consumo ilegal de cigarrillos”, puntualizó el director.

Le recomendamos leer: Partido Cambio Radical explica por qué no apoyará el proyecto de Reforma Tributaria

Por otra parte, el estudio “Finanzas Territoriales y Contrabando de Cigarrilos en Colombia: Una Relación Compleja” de Fedesarrollo demostró que el aumento al impuesto al consumo de cigarrillo por efecto de la reforma tributaria de 2016 (Ley 1819) fue una de las principales razones para el incremento del consumo de productos de contrabando, al pasar del 13% en 2016 al 34% en 2020, siendo la cifra más alta desde 2011.

Finalmente, la FND afirma que es importante el fortalecer la operación y el control de las zonas de régimen especial, aduanero y frontera; sobre todo, resaltan que la creación de canales para que la ciudadanía denuncia el contrabando puede aportar a la situación

Cabe también resaltar que la Federación afirmó que el contrabando tanto de cigarrillos como de licores estaría relacionado con la financiación de estructuras criminales.

“El contrabando de cigarrillos y licores se ha relacionado con delitos conexos con la financiación de grupos armados, estructuras criminales y narcotráfico”, confirma la FND.