Es dramático el panorama de Covid-19 en el Valle del Cauca, sobretodo en Cali, donde al aumento de contagios se suma la escasez de insumos para realizar las pruebas.

Los insumos para las pruebas Covid-19 se agotan mientras que los servicios de urgencias en clínicas y hospitales de Cali están saturados, se presentan  largas filas de personas queriendo acceder a uno de los exámenes médicos por síntomas respiratorios o contactos con casos confirmados y toda la red de salud en la ciudad permanece en alerta roja.

María Cristina Lesmes, secretaria de salud del Valle, sostuvo que “tenemos un número muy limitado de pruebas, ya se está manifestando escasez, lo más importante es quedarnos en casa. Por fortuna este es un covid que está actuando de manera leve por la vacuna y aún así tenemos a 138 personas en unidades de cuidado intensivo”

Según la secretaría, diariamente se están tomando 3.159 pruebas de las cuales el 39,1% arrojan un resultado positivo.