Los gremios de la producción aseguraron que el aumento del 3,5 % del salario mínimo es un incremento ponderado y generoso en medio de la actual coyuntura de reactivación luego de los estragos de la pandemia en 2020.

‘’Con un año tan complicado para la economía colombiana, con crecimiento negativo, con la inflación del 1,5, con la productividad negativa, el incremento del salario mínimo fue ponderado y generoso. Permite también aumentar el poder adquisitivo de los trabajadores porque es más de dos veces la inflación’’, indicó el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal.

El funcionario también aseguró que el aumento permite a los empresarios controlar los costos para poder recuperar el empleo perdido y generar nuevas plazas de trabajo.

Los empresarios aseguraron que el incremento de más de un millón de pesos para 2021 es moderado y se ajusta a la situación actual del país.

‘’Es también una cifra que es responsable desde el punto de vista de generación de empleo, permite imaginar los escenarios en los cuales mejoran nueva inversión y habrá recuperación que permita efectivamente que más de un millón 500 mil colombianos que perdieron su empleo por causa de la pandemia este año lo puedan recuperar’’, explicó el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master.

Publicidad

Los empresarios coincidieron en que el aumento del 3,5 % asegura que no se presentarán despidos y por el contrario incentivará la contratación formal.