La Asociación de la Industria Móvil de Colombia, Asomóvil, denunció este viernes que el robo de celulares aumentó en todas sus modalidades.

“Es un flagelo que desafortunadamente viene en aumento”, dijo el presidente de Asomóvil, Samuel Hoyos, quien reveló que “se tiene registro de que se roban dos y medio teléfonos cada minuto”.

Por eso el dirigente pidió a las autoridades operativos serios contra los sitios donde se venden aparatos de segunda y los puertos, que son los sitios por los cuales salen hacia otros países la mayor cantidad de equipos ilegales.

“Necesitamos que se combata con mayor determinación este delito, que se hagan más incautaciones”, dijo Hoyos durante la primera entrevista que concede tras cumplir un mes de posesionado como presidente de Asomóvil.

Ómar Jaimes