Luego de la conmoción por la muerte del estudiante de la Universidad de Antioquia, quien sufrió graves heridas tras explotarle una ‘’papa bomba’’ que llevaba consigo, Elmer Gaviria, vicerrector general de la institución se pronunció: ‘’Siempre detrás de un accidente de este tipo hay un ser humano, hay sufrimiento, se genera una serie de sensaciones y emociones, entonces acompañamos tanto a la comunidad académica como a su familia’’.

Al mismo tiempo, las autoridades y hombres de inteligencia de la Policía analizan los videos de cámaras de seguridad del momento de la explosión, cuando, al parecer, un grupo de jóvenes impedía el paso de vehículos.

‘’Somos 40 mil miembros de esta comunidad y siempre hemos hablado de un grupo de 15 o 20 personas que como forma de expresarse y en forma violenta se esconden detrás de una capucha’’, agregó Gaviria.

Hoy en la Universidad de Antioquia, directivos adelantaron un consejo extraordinario académico en el que determinaron que el diálogo será la única vía frente a las protestas.