Las autoridades y los pescadores avanzan en la búsqueda de un bebé de 11 meses de edad que cayó al río Meta.

En la mañana de este jueves, la angustia se apoderó de una familia cuando se movilizaban en una lancha por el río Meta. En la embarcación viajaban dos adultos y sus dos hijos menores de edad, el mayor de tres años y un bebé de 11 meses.

Quizás le interese: “Ni en pesadillas se nos ocurre rebajar la pena a los corruptos”: Petro por su polémica propuesta

Sin embargo y según informa la Armada Nacional, se presentó un problema a la altura de una zona conocida como Tapa Ojo, donde al parecer, la lancha habría golpeado con objeto -aún desconocido- haciendo que la embarcación se moviera bruscamente y de esta manera, el bebé cayera al agua.

Los padres se lanzaron de inmediato para intentar rescatar al menor de la corriente, pero sus esfuerzos fueron en vano.

Mire más: Video: Los habitantes de Shanghái se enfrentan a la policía por las medidas anticovid

El desespero por no encontrar a su bebé los obligó a detener su búsqueda para luego, dirigirse al Puesto Fluvial Avanzado de Infantería de Marina N° 42, de la Armada Nacional donde relataron lo sucedido y así iniciaron la investigación para dar con el paradero del menor. 

En la búsqueda no solo la hace la Armada, sino también los habitantes de la zona, policías, naves de la Defensa Civil y hasta pescadores que hacen parte de la comunidad.

Conozca más: Regulador de EE. UU. autoriza un test de covid que toma la muestra soplando

Hasta el momento se desconoce si la familia cumplía con los protocolos de seguridad. No obstante, las autoridades suelen realizar campañas pedagógicas para que las personas que suelen transportarse en lanchas no se confíen de sus habilidades para navegar o nadar y siempre “lleven salvavidas”.