En la madrugada de este lunes inició el desalojo de más de 500 familias, quienes ocupan de manera ilegal un predio en el barrio Barreno, en el municipio de Soacha.

Después de agotar la vía del diálogo, el pasado viernes 20 de noviembre, cuando la Secretaría de Gobierno solicitó el desalojo voluntario de los invasores y ante la negativa de los mismos, las autoridades llevaron a cabo la recuperación del predio que fue tomado arbitrariamente desde la primera semana de noviembre con carpas y cambuches.

‘’Por solicitud de la Unidad de Gestión del Riesgo, es deber de la administración municipal, salvaguardar la vida de la gente ante un inminente deslizamiento e impedir que se prolongue la invasión’’, señaló el secretario de Gobierno de Soacha, Danny Caicedo.

Engañados por los urbanizadores ilegales, los invasores incurrieron en un delito al violar la Ley 599 de 2000, del Código Penal colombiano, en su Artículo 263, donde establece que si un tercero invade un terreno o una edificación incurriría en una pena de 4 a 8 años de prisión para el promotor, organizador o director de la invasión.

En el operativo participaron la Personería Municipal, Gestión del Riesgo, Ejército, Migración Colombia, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Alcaldía de Soacha y el Escuadrón Móvil Antidisturbios, adelantaron el operativo.