En alerta están las autoridades por la práctica de brujería en los cerros de Cali durante Semana Santa, adicionalmente estás costumbres están generando impacto negativo en el medio ambiente.

La mayor Marcela Narváez, jefe de protección de la Policía de Cali, explicó que “algunas personas, durante esta semana, realizan visitas a los cerros y realizan rituales de carácter personal, fuman tabaco, queman basuras y otras situaciones”.

La Policía Ambiental recalcó que quienes sean sorprendidos en los cerros realizando este tipo de actividades serán sancionados económicamente, por el impacto negativo al medio ambiente que ahuyenta la fauna y retrasa el desarrollo en algunas plantas.

“En el artículo 111 del Código de Policía se penaliza el mal manejo de residuos y la persona tendrá que pagar multa de un salario mínimo legal vigente”, agregó la mayor Narváez.

Entretanto, quienes acostumbran a practicar deporte y residen sobre la zona, dicen sentir temor por la presencia de elementos no convencionales y el consumo de alucinógenos.

Carlos Montoya, un habitante del lugar, contó que “en la tarde es imposible subir al cerro porque hay tabaco y mucho marihuanero se vuelve muy inseguro esto aquí”.

Por su parte, Juan Carlos Cortés, otro habitante de la zona, dijo que “la brujería es de malas energías, pueden dañar alguien. Me preocupa que estén haciendo esto, la están haciendo en todo Cali, en el parque El Ingenio han encontrado pollos descabezados”.

En lo corrido de la Semana Santa, ocho personas han recibido comparendos ambientales cuando estaban sobre los cerros practicando dichos rituales.