Caídas, quemaduras, intoxicaciones o golpes por accidentes caseros aumentan en el mes de diciembre y enero debido a la presencia de menores de edad que permanecen en sus casas por época de vacaciones.

Las áreas más sensibles del cuerpo para estos accidentes son el cuero cabelludo, rostro, tórax y miembros, originados el 70 % en la cocina y el 20 % en los baños de los hogares.

Vea la nota completa en el video.