Tras la inspección de 183 aeronaves y 80 hangares en el aeropuerto Enrique Olaya Herrera de Medellín, en una operación conjunta entre Fuerza Aérea Colombiana y la Policía Nacional, se inmovilizaron 24 aeronaves por incumplimiento y vencimiento en la documentación requerida para la actividad de vuelo.

El registro y control fue realizado por los integrantes de los escuadrones de Defensa Aérea de los Comandos Aéreos de Combate No.5 y No.1, y apoyado en tierra por los comandos especiales que evidenciaron que empresas no cumplían con los permisos o certificados de aeronavegabilidad otorgados por la Aeronáutica Civil.

Finalmente, la institución aseguró que este “tipo de operaciones se realiza en pro del cumplimiento de su misión, contribuyendo al mantenimiento de la seguridad y soberanía nacional”.