Tanto autoridades como beneficiados aseguran hoy en Bucaramanga que de las buenas intenciones el Gobierno debe pasar a los hechos pero con recursos para atender a tanto migrante.

‘’Realizar las inversiones que requerimos en salud y en educación y en todos los sistemas sociales que tenemos como municipio’’, indicó el secretario de Desarrollo Municipal de la Alcaldía de Bucaramanga, John Carlos Pabón.

Por su parte el personero de Bucaramanga, Daniel Guillermo Arenas, también le solicitó al Gobierno garantizar los recursos necesarios para enfrentar esta situación.

Publicidad

‘’Solicitarle al Gobierno nacional garantizar los recursos necesarios internacionales y nacionales para garantizar la infraestructura educativa, garantizar la cobertura en servicios de salud y la oferta laboral’’.

Para cientos de caminantes que arriban a la capital de Santander esta ayuda cae del cielo.

‘’Bueno porque mucha gente que en verdad necesita del trabajo, hay gente que la quieren poner a trabajar y me parece bueno’’, aseguró la migrante Yaury Mar Cisneros.

Algunos ciudadanos colombianos no opinan lo mismo.

‘’Muy malo porque en Colombia no le dan trabajo a uno, ahora todo es para el venezolano’’, manifestó Luis Ruiz.

En cifras de la Alcaldía de los 50 mil venezolanos registrados sólo 20 mil tienen documentos en regla y reciben atención en salud y educación para 5.000 niños.

Pero según las estadísticas de fundaciones extranjeras la población migrante por este corredor obligado supera los 90 mil por lo que los recursos del Estado deberán superar los $50 mil millones para su atención.