El ministro de Educación, Alejandro Gaviria, expidió este viernes la resolución con la que se autoriza el alza en matrículas y pensiones para colegios privados que regirá en 2023.

El ajuste máximo permitido será de 10,8%, que equivale al índice de precios al consumidor anual, certificado por el DANE hasta agosto del presente año.

Le puede interesar: “Las buenas acciones no les gustan, vamos a comenzar por las malas”: Las amenazas que quedaron por chat del ‘Tren de Aragua’

El funcionario justificó el incremento y dijo: “póngase en los zapatos del rector de un colegio, los profesores y profesoras están esperando un aumento que al menos les permita mantener el poder adquisitivo. Hay que hacer un equilibrio entre una cosa y otra, entre las necesidades de los colegios, pero también de los padres de familia”.

Tras conocer este ajuste, la Confederación de Asociaciones de Padres, que preside Carlos Ballesteros, consideró exagerado el incremento anunciado y afirmó que las familias no están en capacidad de pagar ese porcentaje adicional, teniendo en cuenta las demás alzas que se están presentando en el costo de vida.

Se calcula que en el país funcionan más de 9.800 colegios privados, sobre cuyos estudiantes y acudientes recaerá el incremento decretado para el año entrante.