Las cajas de compensación, que prestan servicios de recreación, educación, vivienda y salud, entre otros, no se salvan del golpe económico que ha causado la pandemia del coronavirus.

Según la presidenta de Asocajas, Adriana Guillen, 651.971 personas han solicitado auxilio de desempleo a corte de mayo 13. De estas, 158.461 cumplieron con los requisitos, pero solo han sido beneficiadas 73.075, con una inversión de $270.000 millones.

Según Guillen, pendientes de auxilio hasta agotar recursos hay 19.425, lo que significa que de los 158.491 que cumplen con los requisitos para recibir el auxilio, la plata que tienen las cajas de compensación solo alcanzaría para 92.500.

Y es que, además, la crisis social y económica por la pérdida de empleos ha llevado a que, en un solo mes, 24 cajas de compensación tuvieron una disminución de 50.515 aportantes (empresas o personas naturales) al pasar en marzo 2020 de 719.453 a 668.938 en abril de este año.

Esta disminución de aportantes provocó que las cajas de compensación dejaran de recibir recursos por $45.211 millones y perdieran la afiliación de 332.251 personas. En marzo de este año había 7’992.222 personas afiliadas y en abril esa cifra disminuyó a 7’659.971.