“Señores por favor, todos los que están aquí por medio de WhatsApp, informar que viene una avalancha, por favor evacuar de forma segura, por favor evacuar que viene una avalancha. Mantengamos la calma pero actuemos rápidamente”: Esta orden del comandante de Bomberos de San Vicente de Chucurí prendió las alarmas y despertó a todo un pueblo que a esa hora descansaba.  

“Vivimos una situación de zozobra anoche en nuestro municipio, donde cuatro quebradas crecieron de una manera descomunal y se desbordaron. Ese río se fue por todas las calles afectando varias viviendas. Por supuesto el miedo y el temor de lo que hemos vivido históricamente, los muertos que nos han generado avalanchas anteriores, pues han generado un pánico”, sostuvo el alcalde, Omar Acevedo Ramírez.

Por fortuna, a diferencia de las anteriores avalanchas, esta no dejo víctimas fatales.

“El balance es un herido que está siendo atendido en el hospital, unas dos viviendas afectadas, varios negocios y talleres que se afectaron en lodo que entró en estos lugares; vías tapadas y caída de árboles, tenemos muchas vías colapsadas”: agregó el mandatario.

A esta hora el gobernador y los organismos de riesgo evalúan la situación en la zona donde persisten la lluvia y el miedo.

“De acuerdo a lo que dicen las autoridades de control ambiental, las lluvias van a estar prolongadas y eso nos da mucho miedo”: añadió el funcionario.

Publicidad

Cabe recordar que hace siete años por esta época, una avalancha acabó con la vida de trece personas, más de 50 viviendas, vías y gran parte de los cultivos de pancoger de los que vivía la población.