La madera y el concreto que quedó luego del paso del huracán Iota será reutilizado para el beneficio de Providencia y Santa Catalina.

Las carreteras destruidas serán intervenidas y la materia prima principal será el concreto molido.

Ante la adecuación de las nuevas viviendas prefabricadas los raizales alzaron su voz de rechazo.

El Gobierno nacional avanza en el diálogo constante con los raizales para tomar decisiones conjuntas en beneficio de las islas afectadas.

Publicidad