La vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, estuvo acompañando al presidente Iván Duque en la ciudad de Cúcuta en el “Venezuela Aid Live” y junto a él dieron la bienvenida a los presidentes de Chile y Paraguay.

Desde la frontera manifestó que el hecho de preocuparse en ayudar a Venezuela no significa que el pueblo colombiano esté abandonado.

“Este es un momento de unidad, por primera vez creo que Venezuela sabe que tiene la compañía de millones de seres, de demócratas en el mundo entero, 52 países clamando por la libertad, por la democracia y exigiendo que la ayuda humanitaria sea el comienzo del fin de esta dictadura de Maduro”, indicó Ramírez.

La funcionaria señaló que espera que la ayuda humanitaria pueda entrar.

“La logística se ha organizado y esperamos que en el régimen de Maduro entienda que el único Gobierno legítimo, que es el de Juan Guaidó, tiene el apoyo del pueblo de Venezuela y de la comunidad internacional y si aceptan eso, esta ayuda va a entrar de manera pacífica. Es inaceptable que estén ahí los contenedores con alimentos y medicamentos que está clamando el pueblo venezolano por recibir cuanto antes”, agregó.

Finalmente, manifestó que es una prioridad trabajar por los pueblos más vulnerables de Colombia.

“Estamos trabajando por la costa Pacífica, el pacífico nariñense, Tumaco, por esa nuestra preocupación por La Guajira, tantos niños que han muerto de hambre allí y es el rechazo nuestro a la inacción de los últimos años y al silencio tolerante de muchos que nunca se dieron cuenta de la tragedia y solamente la ven ahora”, concluyó.