La primera dama, María Juliana Ruiz, se desplazó hasta el corregimiento Boraudo, en Lloró, Chocó para entregar ayudas humanitarias a más de 200 personas, en el marco de la campaña ‘Ayudar Nos Hace Bien’.

Los habitantes de este corregimiento se vieron afectados por las crecientes súbitas de los ríos Andágueda y Atrato.

“Gracias a ‘Ayudar Nos Hace Bien’, a esa solidaridad de todos los colombianos, pudimos hacer presencia una vez más con ayuda humanitaria que incluía en esta oportunidad cunitas para los bebés. Pudimos llegar con ropa, con zapatos, con complemento nutricional”, manifestó María Juliana.

Las ayudas incluían ropa y zapatos para niños y adultos, 100 cajas de bienestarina, mercados para más de 200 personas, cunas, cobijas, entre otros elementos.

“La situación es difícil, pero una vez más hacemos presencia gracias a ese aporte decidido de los colombianos y de darles a conocer a los damnificados que no están solos, que hacen parte un país que los acoge con cariño y que también, se vuelca hacia ellos en momentos de dificultad”, agregó.

Publicidad

Así mismo, destacó el trabajo articulado y la conexión que se ha logrado de la mano de las gestoras sociales.

En el mismo albergue, la primera dama dialogó con líderes sociales, entre los que se encontraban jóvenes que tienen una plataforma para articular esfuerzos que permitan que las ayudas de la campaña se conviertan en una oportunidad de largo plazo para toda la población.

Allí mismo, se adelantan tamizajes de peso y talla para establecer si hay menores de edad en riesgo de desnutrición.