El Banco de la República mantuvo por «unanimidad» este viernes su tasa de interés de intervención en 1,75 %, con lo que cortó una serie de siete reducciones consecutivas para impulsar la economía golpeada por la pandemia de la COVID-19.

La decisión de la Junta Directiva del Emisor se basa, entre otras cosas, a que la inflación está controlada y a que el Gobierno ha flexibilizado las medidas de aislamiento que impuso para controlar la expansión del coronavirus.

Pandemia que hasta la fecha ha dejado en el país 1.053.122 contagios, en tanto que 30.926 personas han fallecido por este virus.

«La inflación en septiembre se ubicó en 1,97 % y la inflación sin alimentos ni regulados en 1,67 %. Las expectativas de inflación de las encuestas a finales de 2021 se sitúan en 2,8 %, mientras que las expectativas a dos años que se extraen de los papeles de deuda se sitúan en 2,52 %», explicó el Banco en un comunicado.

La información añade que la flexibilización de las medidas de aislamiento, los apoyos fiscales a hogares y empresas, las menores tasas de interés y la amplia liquidez suministrada por el Emisor «están facilitando las condiciones para la recuperación de la actividad económica».

Publicidad

Para mantener la tasa de intervención en 1,75 %, el Banco de la República también tuvo en cuenta que «la situación del mercado laboral es preocupante».

«Los últimos datos disponibles sugieren que la tasa de desempleo nacional se mantiene en un nivel alto, en concordancia con la contracción de la actividad económica; no obstante, se espera que ésta se reduzca en el cuarto trimestre de 2020 y se sitúe en el intervalo entre 15,1% y 16,9 %», agrega la información.

Según la entidad, los mecanismos de transmisión están funcionando. Las tasas de interés del sistema financiero han recogido de manera importante la reducción de la tasa de política monetaria.

«En estas condiciones y teniendo en cuenta el balance de riesgos, la Junta estimó que una tasa de intervención de 1,75 % mantiene una política monetaria expansiva que apoya la recuperación de la economía colombiana», concluye la comunicación.