El gerente general del Banco de la República, Juan José Echavarría, afirmó que las medidas recientemente adoptadas por el emisor deben estimular el otorgamiento de créditos con intereses más bajos.

Al explicar los alcances de las recientes decisiones, con las que el banco central irriga 9 billones de pesos al sector financiero, Echavarría afirmó que “yo creo que la idea es que tengan dos impactos: primero que los bancos reduzcan sus tasas de interés a medida que haya más liquidez y que en parte sigan la decisión que tomó la junta de bajar en 50 puntos básicos los intereses.

Lo primero es que no haya problemas de liquidez en grupos particulares de entidades financieras y segundo que a medida que pase el tiempo eso se transfiera en reducciones de tasas para los agentes y para las firmas, etc.”.

El Directivo reveló que ha sostenido reuniones con al menos 25 bancos y ha podido constatar que el sector financiero cuenta con mayor liquidez y que las entidades le han comunicado que no tendrán problemas de disponibilidad de recursos, al menos por los próximos dos meses.

Ante las quejas de empresarios y gremios de la producción por las dificultades de acceder a créditos para afrontar la actual crisis por el coronavirus, el gerente del Emisor dijo que la reducción del encaje bancario de 11 a 8 %, en la práctica es un incentivo para facilitar el otorgamiento de créditos.

Sobre el impacto económico de la parálisis por la pandemia, el gerente del Banco de la República dijo que el país soportará un golpe muy fuerte sobre la actividad económica. No obstante, consideró que es necesario mantener cierto grado de optimismo, si se busca que la gente acate las medidas de aislamiento, que el Gobierno ha expedido para proteger a la población del contagio.