Unidades del departamento de Policía de Cundinamarca llevaron a cabo la Operación Roma, desarticulando el grupo delincuencial ‘Los del Patio’.

La banda se dedicaba a la extorsión de internos de la cárcel de Fusagasugá, adicionalmente los amenazaba y golpeaba con el fin de hacerles exigencias económicas, siendo estas altas sumas de dinero.

Dentro de las investigaciones fueron adelantadas interceptaciones telefónicas donde queda claro la manera en que los delincuentes operaban.

Los delincuentes realizaban intimidaciones y torturas a otros internos haciéndole exigencias de carácter extorsivo.

Al mismo tiempo, obligándolos a que familiares hicieran consignaciones de dinero a cambio de no atentar en contra de su integridad personal.

Publicidad