Hay consternación en Barranquilla por el reciente hallazgo del cuerpo sin vida de un menor de 16 años.

Se trata de Jesús David Manotas, quien se encontraba jugando con un amigo en el barrio Siete de Agosto cuando fue arrastrado por un arroyo tras un fuerte aguacero que cayó en el sector.

«Como él vio que el otro niño se tiró en el arroyo, él se tiró. Todos lo estaban ayudando para salvarlo, pero no lo pudieron sacar», contó una de las testigos.

«No me dejes morir. Quiero mucho a mi mamá«, fueron las últimas palabras que le expresó a uno de sus amigos; habitantes demandan intervención de las autoridades en materia de urbanismo.

«No queremos perder a otro amigo de aquí de barrio», dijo una de las vecinas.

Publicidad

Tras tres días de intensa búsqueda, unidades de la Defensa Civil hallaron el cuerpo cerca a Puerto Colombia.