Una bebé de tan solo 10 meses de edad, resultó intoxicada por consumir un objeto con pólvora  en Medellín. A esta hora permanece hospitalizada, en un centro asistencial de alta complejidad.

La menor jugaba en la acera, afuera de su casa en el barrio Santa Cruz, cuando encontró un llamado «traqui tranqui» o » Tote» y se lo comió. Minutos después presentó vómito y diarrea intensa.

Rita Almanza, Epidemióloga de la Secretaría de Salud de Medellín, afirmó que “la madre informó que la menor recoge algo del suelo, por eso hay que recordar que está prohibida por el alcalde, no podemos tener pólvora al alcance de ellos”.

“Los totes que parecen confites son fáciles de ingerir por ellos,  tienen color llamativo y sabor azucarado y les llama la atención”, agregó la funcionaria.

Por el alto grado de intoxicación, la bebé fue llevada al Hospital General de Medellín, donde permanece bajo observación médica.

Las autoridades hacen un llamado para evitar el uso de la pólvora, que en Medellín está prohibida  por decreto y se ofrecen recompensas de hasta 3 millones de pesos a quien dé información de personas que la vendan o la compren.