El sistema educativo de Medellín (Antioquia) tuvo resultados históricos, 24 mil estudiantes de las instituciones Colegio Mayor de Antioquia, ITM y Pascual Bravo, se beneficiaron de matrícula cero, quedando exentos del pago de la matrícula del segundo semestre de 2020.

El proceso fue liderado por la Alcaldía de Medellín a través de Sapiencia, dependencia que centró sus esfuerzos estratégicos en cinco dimensiones: orientación de los jóvenes, financiación al acceso a la educación superior, permanencia, calidad y pertinencia e inserción laboral.

También se destaca la generación de más de 8.000 nuevas oportunidades para el acceso y permanencia a la educación superior, gracias al otorgamiento de becas de tecnologías y a los Fondos EPM Universidades y Presupuesto Participativo.

Estos programas apoyaron económicamente a los jóvenes que desearon estudiar y que no contaban con los recursos necesarios para cursar o continuar su carrera universitaria, tecnológica o técnica profesional.

Adicionalmente, se puso en marcha la estrategia Talento Especializado, que facilitó el acceso a formación en áreas afines a las tecnologías de la información y la industria 4.0, impactando a 2.500 alumnos y permite continuar preparando a Medellín para convertirse en Valle del Software.

Publicidad

“Daniel Quintero le cumplió a la ciudad en su compromiso con la educación superior y esto se reflejó en el beneficio de matrícula cero para 24 mil estudiantes quienes lograron terminar su semestre académico gracias al esfuerzo financiero de la administración municipal”, indicó el director de Sapiencia, Carlos Chaparro Sánchez.

El funcionario aseguró que Sapiencia será la que direccionará la Educación Postsecundaria a raíz de su cambio en el objeto social, aprobado por el Concejo de la ciudad.

Medellín es la única ciudad de Colombia que cuenta con una ciudadela universitaria digital y, en este sentido, Arroba Medellín contribuyó, de manera especial, a facilitar el acceso a ambientes de aprendizaje virtuales en las comunas y corregimientos mediante la realización de 260 talleres y más de 600 actividades en salas satelitales.

Este programa superó la meta de 27 mil personas matriculadas en la oferta académica.

En el ámbito del fomento a la investigación como medio para encontrar soluciones a problemas del sector productivo y social, Sapiencia tomó como reto incentivar este modelo en la ciudad y potencializó el programa Premios Medellín Investiga, con el propósito de fomentar la investigación en alumnos de educación superior.

Al mismo tiempo se entregaron 19 reconocimientos, seis más que el año anterior, y tuvo una cifra récord de 406 inscritos.

En esta premiación, por primera vez se otorgó el premio a la mujer investigadora, un ejemplo de la reducción de brechas de género, y el galardón a empresas que con su accionar en investigación aportaron a la solución de problemáticas locales.