El hecho de que las telecomunicaciones hayan sido declaradas como un servicio público esencial no significa que los usuarios no tengan la obligación de pagar sus facturas advirtió Samuel, presidente de Asomóvil, el gremio que representa a Claro, Tigo y Movistar. Dijo que quien no pague, no tendrá el servicio de su plan.

“Con una excepción: los usuarios en telefonía móvil pospago, con planes de hasta $ 71.000 van a tener un mes para poder pagar su factura sin que les corten el servicio. Eso no quiere decir que no la tenga que pagar”.

Explicó el presidente de Asomóvil que, en caso de no pago, los usuarios tienen un pequeño paquete de servicios.

“Si definitivamente no tiene la posibilidad de pagar se le cortará el servicio, pero se le va a mantener un mínimo vital de comunicaciones durante esta cuarentena”.

Ese mínimo vital contempla envió de 200 mensajes de texto, recibir mensajes de texto de manera ilimitada y la posibilidad de acceder a las 20 páginas definidas por el Gobierno Nacional y que tienen que ver con todos los aspectos relacionados con la estrategia de educación, trabajo e información sobre el coronavirus.