El Gobierno utilizará bienes que están en proceso de extinción de dominio para atender la emergencia sanitaria generada por el coronavirus.

La Sociedad de Activos Especiales (SAE), entidad encargada de administrar los bienes decomisados a los grupos delincuenciales, explicó que serán 179 activos empelados para atender la situación desencadenada por el Covid-19.

Entre los bienes figuran: 65 propiedades que serán usadas como albergues, seis hoteles que serán destinados como centros de atención de pacientes y 108 vehículos.

«La SAE decidió poner a disposición de alcaldes y gobernadores 65 inmuebles preseleccionados para atender a la población más vulnerable en los tiempos de pandemia», explicó el vicepresidente de la SAE, Andrés Ávila.

La mayoría de los bienes en proceso de extinción de dominio que serán adecuados como albergues están en las regiones de Bogotá, Atlántico, Antioquia, y Valle del Cauca.

El Gobierno y las alcaldías avanzan con la adecuación de estos activos decomisados.