1.600 estudiantes del colegio distrital Gabriel Betancourt Mejía, del barrio El Tintal, en la localidad de Kennedy de Bogotá, no han podido recibir clases por las precarias condiciones en la que se encuentra una de sus sedes.

Las condiciones precarias de la sede y una obra retrasada por un tubo del Acueducto roto llevó a los estudiantes a salir hoy desde muy temprano a protestar.

La Secretaria de Educación y de Salud adelantaron en las últimas horas una sellamiento preventivo en esa sede por las condiciones en la que se en cuenta por lo que los estudiantes tendrían que ser reubicados.

Los directivos de la institución aseguran que la solución es la construcción de una nueva sede.

Los estudiantes por ahora no permitirán el paso de maestros ni tampoco de los otros jóvenes que toman clase en la otra sede en voz de rechazo por la no atención oportuna de la problemática.