La Federación Colombiana de Productores de Papa, Fedepapa, pone a disposición el centro de acopio ubicado en el municipio de Villapinzón, Cundinamarca, ante la situación que viven las centrales de abastecimiento por la pandemia del COVID-19.

«La dependencia de Corabastos y la coyuntura causada por el COVID-19 puede poner en serios aprietos el abastecimiento de Bogotá y del país, consideramos necesario tomar acciones inmediatas superar esta crisis», aseguró Julio Acevedo, presidente del comité regional de Cundinamarca.

Así mismo, la Federación comprende la situación de bioseguridad que enfrentan las centrales, pero igualmente entiende que sin un plan auxiliar de abastecimiento se pone en riesgo el sustento de las familias productoras.

Vea el boletín completo en el video