Llevamos semanas de confinamiento debido a la pandemia del coronavirus. De un día para otro nuestras vidas cambiaron de forma abrupta y radical.

La mayor parte de la población hemos permanecido en nuestros hogares. Quedarnos en casa ha formado parte de nuestra responsabilidad individual y colectiva para frenar la expansión del coronavirus mientras otras personas trabajaban para cuidarnos y cubrir nuestras necesidades.

Vea la noticia completa en el video