La Policía de Cundinamarca hizo un llamado a todos los ciudadanos de los 116 municipios del departamento para que en esta celebración de Halloween pasen en casa con los niños, con el fin de prevenir la propagación del COVID-19.

«Que los niños puedan disfrutar de este 31 de octubre, de este Halloween, en casa, el principal fin es que estén unidos en familia», dijo el coronel César Ovidio, comandante de la Policía de Cundinamarca.

«La pandemia del COVID-19 no ha desaparecido, está rondando por nuestro departamento, por eso queremos que hoy más que nunca podemos proteger a nuestros niños, a nuestras familias, a nuestras personas mayores», señaló Juan Carlos Barragán, director de Seguridad y Orden Público.

Por su parte, uniformados de la Policía llevaron a cabo una campaña para premiar los mejores disfraces, todo esto para promover la virtualidad y para que los menores disfruten en sus hogares.

Los menores que sean sorprendidos violando el toque de queda impuesto por algunos municipios serían aprehendidos; sus padres tendrían que pagar una multa de hasta 940 mil pesos.