Aún no llegan las vacunas contra el COVID-19 y ya el Ministerio de Salud y el Invima alertaron de inescrupulosos delincuentes que buscan estafar a los colombianos con la cura para el virus.

El caso denunciado por el MinSalud revela cómo a través de correos electrónicos los delincuentes buscan cobrar un dinero por “privilegiar” al personal médico.

¿De qué forma?, supuestamente registrándolos “en las primeras etapas del Plan Nacional de Vacunación”.

Una persona especializada le ayudará en el proceso, recibirá en su email los precios y opciones (…) Este registro es diferente al de la Alcaldía de Bogotá”.

Es lo señala el falso mensaje divulgado por el Ministerio de Salud para que el personal médico colombiano no caiga en la trampa.

Asimismo, el Invima alertó sobre delincuentes que por cualquier vía electrónica pretenden vender “vacunas” contra el COVID-19.

Han aparecido ciberdelincuentes que a través de las redes sociales pretenden publicitar con fines de comercializar vacunas”, alertó la entidad.

Publicidad

Según el director del Invima, Julio César Aldana, pese a la ansiedad del pueblo colombiano por vacunarse, se debe «tener confianza» en el esfuerzo del Gobierno por ejecutar correctamente el Plan Nacional de Vacunación.

Además, precisó que la vacuna contra el coronavirus debe aplicarse bajo prescripción médica por tratarse de un producto biológico.

La persona que se aplique una de estas vacunas en cualquier centro comercial, en cualquier esquina, en cualquier centro no autorizado, está expuesto una sustancia con efectos adversos con consecuencias fatales”, advirtió Aldana.

Sobre la pregunta que muchos se hacen sobre ¿¿Quién debe importar las vacunas contra el COVID-19?, el director del Invima también aclaró la duda, repetimos, para que no caiga en la trampa de los delincuentes.

Es el Ministerio de Salud que por ley tiene las facultades de importar y aplicar estas vacunas, por lo menos, en las primeras fases”, puntualizó.