Hace 10 años partió de Miranda (Cauca) hacia Chile, Andrés Rivas Angulo para ese entonces tenía 25 años, dejó el seno de su hogar buscando un mejor futuro, pero la madrugada de este domingo 8 de noviembre encontró la muerte víctima de un presunto asesino en serie.

‘’Él trabajaba en restaurantes y todo eso, después de la pandemia se dedicó a vender verduras y frutas, lo único que podía hacer como no había trabajo, a todo mundo sacaron’’, indicó la madre de Andrés Rivas, Elsy Angulo Gómez.

Era hijo único, en Santiago de Chile tenía su novia, vivía en arriendo junto a su primo y la noche en que recibió varias puñaladas había salido a visitar a un amigo.

‘’Ya decía que en ese país no pasaba nada y con todo esto ya quería venirse, tenía programado venirse ahorita para el 27 de noviembre, ya lo teníamos planeado para comprar el pasaje y todo’’, agregó su madre.

Invadidos por el dolor piden ayuda del Estado para traer el cuerpo de su ser querido y darle el último adiós.

Publicidad

‘’Lo que dice mi hermano y mi sobrino allá es que no han tenido mucha ayuda, que eso es lo que a uno le duele a veces del consulado, que ellos allá les dijeron automáticamente que no podían hacer nada, que todo teníamos que hacerlo la familia’’, aseguró el tío de la víctima, Olimpo Angulo Gómez.

El capturado a quien señalan de haber cometido ocho homicidios en las últimas dos semanas en la capital chilena, no aceptó los cargos que le imputa la justicia de ese país.

Al mismo tiempo generó un doble dolor para nuestro país, el detenido también es colombiano, es oriundo del oriente de Cali.