Con la expedición del Decreto 1374, el Ministerio de Salud estableció nuevas medidas para ubicar y aislar a las personas consideradas como casos sospechosos o contagiados con COVID-19.

La búsqueda de los contagiados será telefónica y presencial. Según el Decreto, equipos de rastreo compuestos por personal técnico y profesional adelantarán labores de “evaluación y seguimiento de casos confirmados y sospechosos de COVID-19 y sus contactos”.

El Ministerio de Salud ordenó la creación de un Centro de Contacto Nacional de Rastreo (CCNR), una especie de grupo élite de profesionales de la salud que diariamente realizará unas 100 mil llamadas para detectar nuevos contagios.

Así mismo el Decreto les ordena a las EPS “garantizar en capacidad y oportunidad, la disponibilidad de servicios de laboratorio de diagnóstico en la red propia o contratada, para el procesamiento de las pruebas”.

Además, las aseguradoras en salud deberán “garantizar, a sus afiliados, la toma de muestras y pruebas diagnósticas para COVID-19 a través de su red de prestadores”.

Publicidad

La norma asigna a las secretarías de Salud departamentales y municipales tareas de seguimiento, vigilancia y control del rastreo de los contagiados con el coronavirus.