Después de llegarse a un acuerdo para no extender el IVA a los productos básicos de la canasta familiar, el Gobierno nacional y los ponentes del proyecto de la ley de financiamiento definieron lo que serían las nuevas fuentes de ingreso.

Se trata de cambiar el régimen tributario de las gaseosas y la cerveza que hoy pagan impuesto del 19 % en la línea de producción.

La propuesta busca pasar de plurifásico, es decir ampliar el cobro a la cadena de valor desde la producción, pasando por la distribución, comercialización y venta.

El recaudo esperado es de 960.000 millones de pesos.