Tras varios meses de seguimiento, la Fiscalía y la Policía de Cali lograron desarticular una banda dedicada al tráfico de drogas alrededor de colegios de la capital vallecaucana.

La organización criminal se dedicada a iniciar estudiantes en el consumo de estupefacientes.

Andrés Villamizar, secretario de seguridad de Cali, explicó que “lamentablemente asechaban a nuestros niños en entornos escolares, ustedes han visto eran personas capturadas, eran muy jóvenes, que se podría pensar que era un estudiante más”.

Durante meses, agentes en cubierto estudiaron en detalle cómo «Los Azules» vendían estupefacientes en cercanías a los colegios.

El coronel Fabián Ospina,  comandante (E) de la Policía Metropolitana de Cali, indicó que un “agente en cubierto identifica a las personas que distribuían los estupefacientes e identifica la modalidad de domicilio de estas sustancias”.

Con cámaras ocultas, los policías infiltrados evidenciaron que los delincuentes vendían  estupefacientes con la rapidez que pudieran venderse dulces afuera de un colegio.

“Es un precio módico para que las personas la adquieran fácilmente, la marihuana la vendían en cigarrillos de color blanco y tenían un precio de 1000 pesos y la cocaína de $ 5000″, contó el agente encubierto.

Publicidad

La mayoría de los capturados ya registraban antecedentes relacionados con el tráfico de estupefacientes e incluso por actos sexuales a menores de 14 años.