Investigadores lograron desarticular una red dedicada al comercio ilegal de medicamentos falsos o de contrabando, que eran ingresados de Ecuador y otros países fronterizos o eran alterados en sus registros y fechas de vencimiento, para ser distribuidos a menor precio entre usuarios del sistema de salud y comerciantes que los solicitaban a través de una página de Internet.

“Dentro de esos medicamentos se encuentra el Cytotec, cuya venta fue prohibida en el año 2015, por su componente abortivo”, indicó Stella Sánchez, directora especializada por violaciones a los derechos humanos.

En diligencias de registro y allanamiento realizadas en Bogotá, Soacha y Bojacá (Cundinamarca), fueron capturadas 11 personas que harían parte de esta estructura delincuencial, entre ellas, una pareja de esposos que controlaría todas las actividades ilícitas de entrada, manipulación y venta de la mercancía.

Asimismo, en los operativos, los investigadores incautaron ocho toneladas de productos como medicamentos, leche para bebé y preservativos. Asimismo, en uno de los inmuebles encontraron varias unidades de Cytotec, el tratamiento restringido en Colombia y en otros países de América y Europa.

Los detenidos fueron presentados en audiencias de control de garantías y el fiscal de conocimiento les imputó los delitos de ilícita explotación comercial por la presencia de medicamentos de uso institucional en las viviendas en las que se realizaron las capturas, usurpación marcaria, concierto para delinquir, en atención a la planeación hecha para la comercialización ilegal del Cytotec, corrupción de medicamentos, fabricación y comercialización de sustancias nocivas para la salud.