NotiCentro 1 CM& estableció que el Gobierno de Estado Unidos pidió en extradición a tres personas vinculadas al secuestro de dos diplomáticos de la Embajada de Estados Unidos. Los acusados hacen parte de una peligrosa banda que operaba en el norte de Bogotá, drogando a sus víctimas.

La alerta del Gobierno de Estados Unidos se prendió a raíz de un inusual hecho reportado por dos altos funcionarios de la Embajada americana en Bogotá: Los dos hombres fueron víctimas de un secuestro.

Publicidad

Los hechos se remontan a marzo del año pasado, cuando los dos diplomáticos llegaron a un bar en el norte de Bogotá, para tomar unos tragos. Allí fueron abordados por dos mujeres, quienes aprovecharon un descuido de los hombres para mezclar una sustancia en sus bebidas, que “los dejó sin fuerza de voluntad”.

Bajo el efecto del fármaco, los criminales secuestraron a los funcionarios de la Embajada. Los despojaron de todas sus pertenencias y vaciaron sus cuentas bancarias; en la madrugada los hombres fueron abandonados.

Ante un hecho de tal gravedad, una corte en Estados Unidos ordenó realizar una investigación en Colombia, dado que según los tratados internacionales, pese a ser un delito cometido en territorio colombiano, puede ser indagado, dada la nacionalidad de las víctimas, y su posición en la Embajada.

Vea también: Muere a los 61 años el presidente de Tanzania, John Magufuli

Así fue como la Fiscalía con apoyo del FBI inició con un rastreo de líneas telefónicas y seguimientos de cámaras de seguridad para dar con el paradero de tres personas, quienes serían los cabecillas de la organización

Tras una investigación destacada de la Fiscalía, las autoridades norteamericanas tuvieron la plena identidad de los secuestradores, por lo que pidieron la extradición de estas personas: Jefferson Arango Castellanos, alias ‘Harry Potter’ de 33 años; Kenny Juliet Uribe, alias ‘Hellen’ de 31 años; y una tercera personas que no ha sido detenida pero, que está plenamente identificada, y actualmente es buscada por la Fiscalía y el FBI.

Responderán por varios cargos en Estados Unidos, incluido secuestro.

Investigan más casos

Arango y Uribe ya fueron detenidos, y la Fiscalía colombiana también los vinculó a la investigación por la muerte de Alexandra Anaya, hermana de una exfiscal. Esta mujer fue intoxicada con clonozepan, en un caso de paseo millonario, con la misma modalidad que el caso de los funcionarios de la embajada, con la diferencia que Anaya murió por la alta dosis del fármaco.

Incluso, en el expediente de la Fiscalía hay videos, en los que queda evidencia como la banda dejaba a sus víctimas en potreros.

Marlon Díaz, abogado de la familia de Anaya destacó la investigación para dar con el paradero de esta peligrosa banda.