Las autoridades capturaron a Carelo o Yuya, el presunto cabecilla de una red criminal de pornografía infantil en Itagüí, departamento de Antioquia. La banda, a través de una reconocida red social traficaba los videos con contenido de abuso sexual en tres ciudades del país.

Mercurio era el nombre del grupo de WhatsApp en el que cerca de 500 pervertidos compartían, reproducían y divulgaban de manera ilegal los videos con alto contenido explícito sexual con menores de edad.

 “Tenemos información de que el sujeto deambulaba por los parques de las vías públicas con un parlante y música rap.  Él junto con otras personas, a través de medios tecnológicos como es el WhatsApp, realizaban estas actividades en contra de los menores de edad. Eran informaciones que se compartían a través de las redes sociales”, explicó Eduardo Ariza, secretario de Gobierno de Itagüí.

Tras 19 meses de investigación y seguimiento por parte de la Policía y Fiscalía, fueron capturados otros cinco integrantes de la red de pornografía infantil en Bogotá y Tolima.

 “Se evidencia que hay descuido por parte de los padres de familia, en la mayoría de los casos los propios abusadores están dentro de los hogares. La invitación es a que pongan mucha atención a nuestros menores”, agregó Ariza.

Los capturados deberán responder por delitos cibernéticos y pornografía infantil, cuya pena oscila entre los 10 y 20 años de prisión.