Luego de varios días de labores de inteligencia e investigación criminal, la Policía Nacional logró la captura en Buenaventura, de Héctor Mario Angulo Perea, alias “Mario”, uno de los principales cabecillas de la Bacrim conocida como “banda local”.

“Mario” haría parte del componente financiero de esta estructura criminal, siendo el encargado de adelantar las extorsiones, contra los diferentes gremios de la región. Asimismo, lideraba el tráfico de estupefacientes desde el puerto de Buenaventura, hacia Centroamérica, Sudamérica y Europa.

El capturado manejaba las rutas y se encargaba de planificar la manera en que iban acondicionadas las lanchas y avionetas para poder camuflar la droga. También autorizaba qué productos podían ingresar al puerto.

“Mario”, perteneció al frente 30 Manuel Cepeda Vargas de las Farc. Posteriormente, a fínales del 2013, debido a su capacidad y trayectoria criminal pasó a ser uno de los cabecillas de la “banda local”.

Según pudieron establecer las autoridades, el último hecho de gran magnitud que se le sindica a “Mario”, es su participación en junio de 2017 del secuestro de José Herrera Hinestroza, por quien exigieron en su momento la suma de $700 millones para su liberación.