Una peligrosa red dedicada a la trata de personas fue desarticulada en el país. Mujeres, en su mayoría venezolanas, ecuatorianas y peruanas eran víctimas de prostitución sexual en Colombia.

El modus operandi de estos delincuentes era la captación de mujeres con vulnerabilidad económica. Luego de engañarlas con falsos trabajos las trasladaban al departamento de Nariño con la finalidad de explotarlas y comercializarlas sexualmente en dos establecimientos acondicionados como clubes nocturnos, en donde eran privadas de su libertad.

Le puede interesar: Alumnos de escuela descubren insólito error en nuevo estadio del Real Madrid

Una de las victimas relató que vivió un calvario en manos de esta red, y en un acto de valentía logró escapar del club nocturno dando aviso a las autoridades de la situación.

La mayoría de víctimas son mujeres de municipios del departamento del Quindío y de otros países como Venezuela, Ecuador y Perú.

Se conoció que estas personas también usaban brujería para atemorizar a las jóvenes que eran sometidas a vejámenes sexuales.