Un esquema criminal de alteración, contaminación y venta de medicamentos, que ponía en riesgo la salud y la vida de miles de colombianos, fue descubierto por las autoridades. Un ciudadano egipcio y nueve presuntos integrantes de la estructura fueron capturados

Los implicados recurrían a maniobras para obtener irregularmente medicinas de uso exclusivo de hospitales y clínicas, y tratamientos para adultos mayores, pacientes con enfermedades de alto riesgo o trastornos psiquiátricos.

Las interceptaciones telefónicas permitieron conocer, que la red recibía la asesoría y orientación de un ciudadano egipcio de nombre Frass Yousef Mahmud Elbasseaun, un farmacólogo de profesión y profesor universitario en Cali (Valle del Cauca).

El extranjero supuestamente definía formas para dar apariencia de legalidad a los medicamentos manipulados, de tal manera que pudieran ser comercializados. Por su nivel de influencia y conocimiento del mercado, los demás integrantes de la organización ilegal lo llamaban “El Faraón”.

Las diligencias de captura se cumplieron en Cali, Palmira y otros municipios de Valle del Cauca,  y deberán responder por los delitos de corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico, fabricación y comercialización de sustancias nocivas para la salud y concierto para delinquir.

El ciudadano egipcio no se allanó a cargos y por disposición del juez fue enviado a un centro carcelario, los demás aceptaron su responsabilidad y recibieron medida de aseguramiento de detención domiciliaria.

En la investigación sobresale la adulteración de medicamentos para tratar la diabetes, la disfunción eréctil, la epilepsia, el insomnio, la esquizofrenia, la hipertensión, enfermedades pediátricas y patologías que afectan el sistema nervioso e inmunológico.