La Policía Nacional y la Fiscalía General, con el apoyo de la DEA, desarmaron un consorcio criminal conformado por diferentes integrantes de organizaciones narcotraficantes del país, que servía de puente con la mafia italiana, los carteles mexicanos y otras estructuras, y que garantizaba la salida de cargamentos de cocaína hacia diferentes destinos internacionales.

Las labores de inteligencia e investigación criminal permitieron establecer que el denominado consorcio estaba conformado por algunos cabecillas del “Clan del Golfo”, “La Oficina”, “Los Pachenca” y el “Clan del Oriente”, que concretaron el envío de cargamentos de droga hacia Costa Rica, Panamá, Bahamas, República Dominicana, Jamaica y México, países en los que inicialmente era acopiado el alcaloide.

Después de algunas negociaciones, la droga salía con destino a Estados Unidos, Canadá, España, Italia, Alemania, Bélgica, Holanda, Australia y Asia.

La red trasnacional fue desarticulada y sus 14 presuntos integrantes capturados en una megaoperación que se cumplió en Bogotá, Medellín, Manizales, Valledupar y Santa Marta, además de algunos municipios de los departamentos de Antioquia, La Guajira, Bolívar y Boyacá.

Los capturados

Entre los detenidos con fines de extradición está Roberto Hernández Ossa, conocido como «Cambo», quien sería uno de los máximos cabecillas a la sombra de “La Oficina”.

De acuerdo con los indicios recopilados, habría heredado el control de la mencionada organización luego de la captura de su hermano, Carlos Arturo Hernández o Duncan, detenido en Perú en 2016, extraditado a Colombia y señalado de tener nexos con las extintas autodefensas.

Publicidad

Otro de los capturados en esta mega operación es Ovidio Isaza Gómez, conocido como “Roque” o “Justiciero”, hijo del exjefe de las extintas autodefensas Ramón Isaza. Esta persona fue notificada de la orden de extradición en la cárcel de máxima seguridad de Cómbita (Boyacá), donde permanece recluido por ser uno de los principales cabecillas del “Clan del Oriente”.

La información recaudada indica que Ovidio Isaza habría coordinado desde prisión el envío de cargamentos de cocaína al exterior y para este propósito, al parecer, impartía órdenes a Karen Marledis Gallo Donado, alias “la Negra”, quien también figura en la lista de detenidos en esta operación.

Esta mujer, capturada en Medellín y presunta integrante del “Clan del Golfo”, es considerada como el supuesto enlace entre las cuatro organizaciones criminales.

Otros detenidos son Ferney Montes Restrepo, alias “Cucaracho”; Alba Nery Rodríguez, alias “Gaviota”; Dimas Francisco Hernández, alias “Marcos”; Pedro José Siossi, alias “Hitler”; María Georgina Arango Marín, alias “Gina”; Hernán Antonio Álvarez, alias “Ferney”; Orley Jesús Gallo Donado; Homero Garzón Bustos, alias “Maicol”; José Aneyder Zappa Molina; Félix Alberto Acuña y John Jairo Agudelo.