Las ganancias de la compañía pasaron de $2.7 billones a $1.1 billones en dicho periodo. La caída en los precios del petróleo en el mercado internacional fueron el determinante de la disminución en los ingresos de la petrolera.