Con una libra de café a menos de un dólar en el mercado internacional los cafeteros colombianos están trabajando a pérdida. Por eso analizan la posibilidad de retirar su oferta de la Bolsa de Nueva York.

Jorge Humberto Echeverry, director del Comité de Cafeteros de Risaralda, aseguró que «es lo mejor que le puede pasar al precio del café y se verá reflejado en los productores para no tener que sufrir las consecuencias de los altibajos del precio en la bolsa».

Para el Comité de Cafeteros de Antioquia lo que se requiere es que los productores, de variedades de café suave, definan precio con sus compradores, al margen del precio de bolsa que se rige por los cafés arábigos de Brasil.

En Colombia hay 560 mil productores de café, 3 millones y medio de personas viven de este cultivo.