En Puerto Carreño, Vichada, un hombre que trabajaba como cajero de un banco, según la Fiscalía se apropió de manera indebida de unos $18 millones de pesos.

Pablo Andrés Sánchez Quintero, al parecer, engañaba a sus víctimas, quienes eran adultos mayores, diciéndoles que había problemas de conectividad y que debían marcar nuevamente la clave para hacer el retiro. Y ahí era cuando, presuntamente, se apropiaba del dinero de la segunda operación.

Le puede interesar: La U pide eliminar artículo de la Reforma Tributaria que propone impuestos a iglesias

La investigación adelantada durante un año por un fiscal de la Seccional, permitió establecer que serían 25 las víctimas, entre marzo de 2019 y febrero de 2020.

La Fiscalía, el pasado 23 de octubre, imputó al hombre por los delitos de hurta agravado, en modalidad de delito masa